International Expertise Center ChildAbduction.COM (IECC)©
We can get your child back!
Contact us now

China – Schuurmans-caso

Una recuperacion de dos niños de China a Holanda.

Pasé por un período muy difícil cuando mis hijos fueron secuestrados. En mi caso era muy difícil y peligroso perseguirles. No sabía cómo la situación iba a desarrollarse y qué podía esperar. Sabía que fracasos en el principio reducirían las posibilidades. Gracias al señor Hoogkamer y su equipo todo salió bien y rápido. Lo que le puedo comentar de CEIS es que su forma de trabajar es muy profesional y que tienen mucha experiencia. Señor Hoogkamer estaba muy dispuesto a ayudarme. Podría sentir su compasión y su gran compromiso. Esto creó un vínculo de confianza.

La planificación y la preparación se hace con mucho cuidado para dejar nada al azar. Y se preparan todos los escenarios posibles. Sé que ellos siguen adelante también en las situaciones más difíciles. Esto he oído hablar de otros clientes. Afortunadamente mi recuperación pasó sin problemas. Todo fue solucionado mediante hablar y negociar, con señor Hoogkamer como mediador. En mi opinión fue muy bueno y profesional. Me quedé impresionado. Nunca habría sido capaz de negociar tan bueno debido a mi estado emocional, además el partido contrario, el secuestrador, tiene una gran ventaja. Incluso ahora CEIS me presta atención para prevenir otro secuestro. Me gustaría ser una referencia para CEIS para aquellas personas que enfrentan un secuestro de menores en este momento y que tienen un caso semejante.

Our offices are located in the European Union and United States of America

Mobiel

IMPORTANT !

We strongly discourage taking matters into your own hands. 
The measures could be illegal and may delay your child’s return. 
Attempts to re-abduct your child(ren) violently from any country may:

  • Endanger you, your child(ren) and others;
  • Prejudice any future judicial efforts you might wish to make in the abducted-to-state;
  • Even result in the arrest and imprisonment for many years!, of you, and that of your accomplices.

Finally, there is no guarantee that the chain of violent abductions would end with the one committed by you. 
A parent who has violently re-abducted a child may have to go to extraordinary lengths to conceal his or her whereabouts, living in permanent fear that the child may be violently re-abducted yet again.
If you are contemplating such desperate measures, we advise you to consider the emotional trauma inflicted on a child who is a victim of a violent abduction and a violent re-abduction.
We discourage violent re-abductions not only because it is illegal, but also because of possible psychological harm to the child.

We don’t use illegal methods; we intervene in another way.
Our method of work is strategically un-orthodox, but obviously legal and safe with the assistance of our strong global network.
Your case, needs to be continuously coached, monitored and pushed forward by our organization.